Del baúl de los recuerdos

Del baul de los recuerdosEste fin de semana estuve leyendo algunos diarios que escribí hace unos años. Me ha hecho pensar en lo importante que es documentar lo que ocurre en nuestras vidas, nos ayuda a recordar cuando Dios nos ha hablado, los milagros que hemos visto, las promesas que hemos recibido de Él.. Es increíble cómo puede ayudarnos a inyectarnos fe cuando estamos pasando momentos de prueba o donde simplemente nos olvidamos de lo que Dios ha hecho y tenemos que recordar que Su mano siempre ha estado ahí. No tienes por qué escribir todos los días pero es bueno que escribas las cosas importantes que Dios hace en tu vida.  También he escrito oraciones en mi diario y me sorprendo al ver cómo Dios las ha contestado. Otras veces escribo alabanza, no necesariamente canciones, pero si palabras con las que expresas tu amor a Cristo.

Quiero compartirles uno de esos textos que escribí en 2008:

Por ti, Jesús, viviré, danzaré con alegría, iré a lugares lejanos y disfrutaré cada día. Por ti soy libre y puedo sentirme amado, por ti ya no tengo vergüenza ni culpa, por ti sonreiré cuando no tenga ganas, por ti lloraré al ver al necesitado, por ti serviré a los demás, por ti amaré a mi prójimo como a mi mismo, por ti gritaré en las calles de la ciudad que hay salvación, por ti tendré esperanza en situaciones imposibles, por ti esperaré aunque la impaciencia me consuma, por ti dejaré de buscar mi fama y buscaré la tuya, por ti daré dinero a los pobres y a los ricos, por ti descansaré en la tormenta y veré vida en la muerte. Por ti callaré cuando en mi boca haya palabras que dañen. Por ti moriré.

Pregunta: ¿Qué más ideas tienes para escribir un diario? ¿Has tenido momentos donde te has olvidado de lo que Dios ha hecho y te habría gustado tener escrito lo que Él ha hecho en tu vida?

Anuncios

20 cosas que me asombran de Cristo

Image

  1. Su obediencia radical, siempre dispuesto a hacer la voluntad de su Padre.
  2. Su amor desmedido por los olvidados, pobres y rechazados de la sociedad.
  3. Su sensibilidad espiritual y absouta dependencia del Espíritu Santo.
  4. Su humildad sin precedentes: no le importó despojarse de su gloria para venir a vivir como uno de nosotros.
  5. Su denuedo para denunciar y confrontar el pecado de forma directa, llamando a la gente al arrepentimiento.
  6. La paciencia que tuvo con sus discípulos: enseñándolos, amándolos y ejerciendo verdadero discipulado.
  7. Su compasión por la gente.
  8. Su manera tan radical de perdonar y amar a sus enemigos.
  9. Su vida de oración, ayuno e intimidad con Dios.
  10. Su anhelo por ver el reino de Dios establecido en la Tierra.
  11. Su forma de pensar tan diferente a la de los religiosos.
  12. Su pureza y santidad, en acto y pensamiento, completamente intachable.
  13. El respeto que mostró a las mujeres, dándoles dignidad en medio de una sociedad que las trataba como objeto.
  14. Su fe y vida sobrenatural: sanando enfermos, resucitando muertos y liberando endemoniados.
  15. Su manera de vencer las tentaciones: agarrándose a la palabra de Dios.
  16. La lealtad por sus amigos: amándolos hasta la muerte.
  17. Su manera tan real de revelarnos a Dios: con sus acciones, forma de hablar, vivir, pensar…
  18. Su desapego a lo material, incluso sin tener un lugar donde recostar su cabeza.
  19. Su amor por los niños.
  20. Su pasión por las almas perdidas que le llevó a ocupar nuestro lugar y morir por nosotros en la cruz.

Pregunta: ¿Qué es lo que más te asombra de Cristo?