Conversando con Thomas Antoine

PARISBrittney y yo llegamos a París un día después del atentado al periódico francés Charlie Hebdo. Teníamos planeado predicar al aire libre en el centro de París el viernes por la tarde pero después de tales acontecimientos y del estado de shock que se respiraba en París decidimos que lo más prudente era no hacerlo.

Sin embargo, nuestra oración es que Dios nos permitiera tener encuentros divinos y que pudiéramos sembrar el evangelio en la medida que Dios nos permitiera.

Conocimos a Thomas Antoine fuera de la emblemática iglesia de Notre Dame, él estaba sentado fumando un cigarillo cuando nos acercamos a él y comenzamos a hablarle:

Thomas, ¿podríamos preguntarte tu opinión?
Sí, claro – respondió el jóven parisino
¿Piensas que después que muramos muchas personas iran al cielo, o solo unos pocos?
No soy religioso.. pero creo en Dios.. y creo que la mayoría iran al cielo, excepto los que son muy malos.
Es interesante lo que piensas.. ¿Tú serás de los que van al cielo Thomas?
Claro que sí.. soy buena persona – afirmó con acento francés
Lo que sí es seguro es que todos vamos a morir algún día. – le dije con mucha reverencia ya que solo habían pasado dos días desde el atentado terrorista.
Eso es cierto
Y lo que Jesucristo dijo es que después de que muramos Dios va a juzgarnos de acuerdo a sus mandamientos para saber si somos lo suficientemente buenos para entrar al cielo. Él no hace acepción de personas y tiene que juzgarnos a todos por igual. ¿Conoces los 10 mandamientos? – pregunté a Thomas

Comenzamos a hablar acerca de algunos mandamientos y Thomas justificaba sus acciones. Cuando alguien se justifica de su pecado yo no puedo hacer nada por convencerle de lo contrario, ya que el único que nos convence de pecado es el Espíritu Santo, así que comencé a preguntarle en mi corazón al Espíritu Santo que guiara la conversación.. entonces me vino un pequeño pensamiento: pregúntale por sus padres.

Thomas, ¿cómo está tu relación con tus padres? uno de los mandamientos es honrar a nuestro padre y a nuestra madre…

El rostro de Thomas cambió de un momento a otro, agachó la mirada y me dijo: De ese mandamiento sí soy culpable. Thomas estaba experimentando convicción de pecado y sabía que el día que Dios lo juzgara sería culpable. Comencé a hablarle sobre la consecuencia de nuestro pecado y la convicción de pecado era evidente, sabía que debía hablarle de las buenas noticias.

Thomas, ¿qué pensarías de un hombre que estuviera dispuesto a ocupar tu lugar para que no pagues por tu pecado? Yo no podría pagar.. porque también soy culpable y merezco ir al infierno.. tendría que ser alguien completamente inocente.
Si existe alguien así no dejaría que pagara por mí..
¿Y si es alguien que te ama tanto que está dispuesto a ocupar tu lugar? – le pregunté
Con más razón.. no le dejaría pagar.. no sería justo – respondió Thomas.
Tienes razón, no sería justo.. pero hay alguien que ya lo hizo por ti.. el único hombre inocente que ha pisado la tierra.. ¿sabes de quien te estoy hablando?
¿De Jesús?
Así es Thomas, Jesús murió en la cruz para ocupar nuestro lugar… y resucitó y tiene todo poder para perdonarte y cambiar tu corazón.. recibió el castigo que tú y yo merecíamos..

Comencé a explicarle profundamente la obra de la cruz y lo que Jesús había hecho por nosotros. También le hablé sobre lo que significaba arrepentimiento y poner nuestra fe en Cristo.  Thomas me dijo que era asombroso lo que le estaba diciendo y que necesitaba pensar en ello. No quiso tomar una decisión en ese momento y le dije que me parecía bien que pensara sobre ello.

Thomas vive en Atenas, Grecia, y solo había venido cinco días a París para visitar a su familia.. aquel día que hablamos con él, había decidido salir a caminar solo en las calles de París para pensar y meditar sobre la vida.

Con Dios nunca hay coincidencias.. y no fue casualidad conocerle. Pudimos hablar con Thomas Antoine por casi media hora.. en medio de una de las ciudades más grandes del mundo, Dios había preparado esta cita divina… porque Él nos conoce por nombre y apellidos y está deseando mostrar Su gracia y amor a cada persona.

Anuncios

Un comentario en “Conversando con Thomas Antoine

  1. Victor Hugo Lozano dijo:

    Gracias Mauricio por compartir esta hermosa experiencia. Me ha enseñado de que nunca debemos callar que en todo lugar que estamos es porque Dios tiene un propósito y alguien a quien alcanzar en ese lugar. Que Dios te bendiga hermano a ti y a tu familia. De todo corazón. Un hermano en Cristo …Hugo Lozano

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s