Lo que no sabemos

lloraconlosquelloranAyer fue uno de esos grandes martes que me recordaron que evangelismo siempre, siempre, siempre se trata de personas con nombre y apellido. Después de la reunión habitual de Ignition, mientras volvíamos a nuestras casas, decidimos hablar con la gente que nos encontrábamos mientras ibamos al metro para orar por ellos.  Cristo nos pidió ir por todo el mundo y predicar el evangelio, pero ir significa que mientras vamos en camino también prediquemos, en otras palabras, a tiempo y fuera de tiempo, en cualquier lugar y momento, el reino está en nosotros deseando irrumpir en nuestro alrededor.

Me llamó mucho la atención las personas que caminaban, algunas escuchando música, otros hablando por teléfono, otros con mucha prisa.. personas con historias que desconocemos. A cada persona que nos encontrábamos le preguntábamos si podíamos orar por ellos. Algunos nos rechazaron pero hubo 3 personas que especialmente me impactó conocer.

El primero era un jóven más o menos de mi edad, cuando nos presentamos y le dijimos que salíamos a hablar y orar con personas se sorprendió pero nos dijo que sí tenía una petición. Nos pidió si podíamos pedirle a Dios que le diera trabajo ya que llevaba mucho tiempo sin trabajar (lamentablemente una situación normal entre los jóvenes de España en estos momentos). Fue algo interesante porque mientras oraba podía sentir su necesidad, algo que pocas veces me había ocurrido, pero era como si pudiera estar viviendo la misma situación que él.

La segunda persona era una mujer más o menos de 50 años… conocía nuestra iglesia de haberla visto por la calle (es lo mejor de orar por gente del barrio, ya que ven que la iglesia local quiere implicarse en sus vidas) y nos dijo que tenía un hijo con graves problemas internado en uno de los sanatorios mas restringidos de Madrid, donde solo podía visitarlo un familiar directo una vez a la semana. Oramos por su hijo declarando libertad y sanidad. Ella había estado esa mañana con su hijo y su dolor era evidente.

La tercer persona fue un chico de más o menos 20 años, venía escuchando música y lo detuvimos para hacerle la misma pregunta. Cuando le dijimos que queríamos orar por él pareció llenarse de esperanza. Su novia lo había dejado esa semana sin darle ninguna explicación y tenía el corazón roto.  Oré que Dios usara su dolor para revelar a Cristo en su vida, le hablé de cómo Cristo también experimentó dolor mientras estuvo en la tierra y nos conoce a la perfección.

Con estas tres personas entendí que nunca conoces el dolor de la gente hasta que decides hablar con ellos. Si la iglesia local no sale a la calle nunca podremos hacer un cambio genuino. Algo maravilloso ocurre cuando lloras con los que lloran. Si hay enfermos ora por ellos. Si hay gente sufriendo sufre con ellos. Háblales de eternidad y de la gran esperanza que tenemos cuando ponemos nuestra confianza en el Rey Salvador.

Pregunta: ¿Alguna vez has conectado con el dolor de otro? ¿Qué pasaría si cada día oramos por al menos un desconocido?

 

Anuncios

12 comentarios en “Lo que no sabemos

  1. Julie Bock dijo:

    Mau, God bless you. It is exciting to hear what God is doing and it is a blessing to read about it and have it impact our lives. It would be wonderful to have these things available in English also! Julie

  2. Miguel Ángel Sastre dijo:

    Mau continúa escribiendo, contando qué es lo que Dios está haciendo en vuestras vidas y a través de vuestras vidas, cómo os está hablando, son palabras de vida para todo aquel que cree y preguntas para el que no cree.

    Gracias por compartirlo y que Dios os bendiga

    Miguel Angel

  3. Bruno Rebelo dijo:

    Yes…That’s the point ministring to people manifesting the goodness and the greatness of our God. Last Saturday I was having a conversation with Samuel about it. I was telling to him that is easier to judge people thna to involve with them and love them. We never know what a person had already passed through to be near us… Sometimes terrible need, hate, disalution, devastation, a terrible sickness… Our challange is to pass to the other side of the road and love, like the samaritan… Thanks for sharing with us – do not give up!

  4. Bruno Rebelo dijo:

    I was reading and I remembering when I was ministring in La Coruna, some months ago… After a tremendus weekend teaching in that church, God gave me a word of knowledge about someone in the audiance that had a severe condition in the tendons and muscles in the wrist and two fingers of the right hand that did not allow that person to catch on things and make normal movements of everyday life.
    A 40 years old madam came to the front with something fasten her wrist and fingers. We minister to her and comanded healing to her wriste, fingers, bones, tendons and muscles.
    She took the bending off it and I asked her to do something that she couldn’t do before. She picked up my botle of water and started to unscrew the bottle cap.
    While she was doing that she started to cry with happiness and screeming: “I am healed”. We praised God, and I spent about one hour praying for the people that came to the altar, and God did tremendus things… Praise God.
    When everything was finished, I looked back and I saw something that have touched my heart in such a way that I can not forget for the rest of my life.
    I saw dozens of botles of water near the pulpit and that women jumping with happiness like a 5 years old girl palying with a toy.
    She picked up all the botles of water of the room that she could find and was srewing and unsrewing its caps and praising God.
    When I asked her what she was doing, she answered me with happiness… “I am doing it!.. Praise God! It is so good… You know brother, I couldn´t do this for 2 years and an half… So today I will do it until go to bed!”. We never know what people passes through until open our lives to them, and let God use us.
    The word “Sozo” in the Bible is translated “Salvation”, it is often translated “healing”. I do believe that preaching forgiveness of sins is the most important message of the Gospel, however, I do realise, more and more, that people also need healing and that is part of the “Sozo” that God wants us to anounce and bring to people.
    Some of them will only open their hearts for forgiveness after being touched in their bodies or after having their emotions and hurts healed. Be encouraged to touch people, get out your confort zone and fill our Christian life with significance ministering to others.

  5. A veces cuando voy por la calle, rezo interiormente por las personas con las que me cruzo, pero nunca he hablado con ellas para preguntarles qué les pasa y si puedo hacer algo por ellas…
    .
    La verdad es que me admira vuestro estilo, quiero aprender de vosotros…
    .

  6. Hay una vieja costumbre entre algunos católicos, que es que tú te ocupas de las cosas del Señor y él se ocupa de las tuyas. Eso quiere decir que tú oras por las cosas que crees que a Jesús le pueden interesar más (y le dejas a Él que se encargue de tus cosas cotidianas…), a veces se me escapa alguna petición por alguna intención personal -es imposible no rezar por algo personal-, pero el grueso de mi oración de intercesión es por cosas que creo que pueden ser buenas para la Iglesia… No sé a lo mejor te sirve mi idea… Cuando más sales de ti mismo en la intercesión mejor… No me acuerdo a cuento de qué te estaba diciendo esto… ah, sí, como respuesta a tu pregunta…, yo creo que cuando sientes compasión por otra persona es un don que te está dando el Señor…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s