Cuando la iglesia se une

Este fin de semana estuve con Jacob Bock  y con Maritza en la ciudad de Sevilla. Alrededor de diez iglesias se unieron por primera vez con el objetivo de evangelizar juntas. Esto me hizo pensar en la importancia de la unidad de la iglesia como cuerpo global.

Cuando las iglesias locales se unen por la causa de llevar el mensaje del evangelio, ocurre algo verdaderamente sobrenatural. Durante el tiempo de oración en la calle, el alcalde de Sevilla y el ministro de hacienda “casualmente” estaban en la calle y un grupo pudo acercarse a ellos y orar por ellos. Esto fue algo completamente histórico.

¡Cuán bueno y cuán agradable es que los hermanos convivan en armonía!… Donde se da esta armonía, el Señor concede bendición y vida eterna. (Salmo 133)

Cuando la iglesia se une, Dios concede bendición y vida eterna. Durante cada “ronda” de evangelismo pudimos orar por gente y hablar con decenas de inconversos.

El evangelismo es aún más emocionante cuando todo el cuerpo de Cristo se une.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s